Logo, Leisure Activities, Person
dormokaba.com
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Flag
Flag

Hoy en día, los museos utilizan tecnologías avanzadas para contar las historias de sus piezas, creando una experiencia aún mejor para los visitantes. Hace unos años, el Museo Egipcio de Turín fue sometido a una remodelación masiva que requería soluciones de acceso innovadoras.

El Museo Egizio de Turín, Italia, abrió sus puertas por primera vez a los visitantes en 1824. Alberga la mayor colección de objetos egipcios después del Museo Egipcio de El Cairo. El museo tiene un espacio de exposición de 12.000 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas. Se encuentra en el Palazzo dell’Accademia delle Scienze, construido en 1687 como escuela para los hijos de la nobleza local.

Lo más destacado de la colección de 40.000 piezas incluye una impresionante estatua de Ramsés II, 17.000 fragmentos de papiro y la bien conservada Tumba de Kha y su esposa Mérito, que data del 3.500 a.C. Los visitantes también pueden admirar el espectacular Templo Ellesija, tallado en la roca y donado por el gobierno egipcio en 1970, después de que Italia ayudara a salvarlo de ser sumergido por el Lago Nasser.

Transformación completa

Cada año, cientos de miles de personas acuden a Turín – o Torino como dicen los italianos – para visitar este extraordinario museo. Pero antes de la renovación, las exposiciones y las instalaciones del museo eran estrechas y obsoletas. En 2012, el museo decidió que era hora de una revisión completa. Había un presupuesto de 50 millones de euros y un plazo de 1000 días.

La empresa italiana Isolarchitetti, que supervisó la remodelación, necesitaba soluciones de acceso innovadoras para ayudar a mejorar los flujos de visitantes. También solicitaron opciones de compartimentación avanzadas que no interfirieran con la arquitectura histórica de los edificios.

Vidrio y puertas automáticas

El museo instaló un sistema de división horizontal de vidrio que incluye elementos fijos y móviles, como las elegantes puertas dobles de vidrio de la entrada con su escalera del siglo XIX. El resultado es un aspecto transparente, sin dejar de separar las diferentes áreas. En el vestíbulo de la recepción se instaló una puerta automática telescópica de marco fino para gestionar mejor el flujo de visitantes. También es una ruta de salida de emergencia.

Otras empresas mejoraron aún más la experiencia de los visitantes con tecnologías como un sofisticado sistema de temperatura y humedad óptimas. Esto ayuda a preservar mejor la colección, mejorar la comodidad del visitante y limitar el impacto ambiental.

Técnicas de los campos de la química, la física y la radiología se utilizan ahora para estudiar y preservar las antigüedades. Una de las exhibiciones que se extenderá hasta enero de 2020, Archeologia Invisibile, muestra cómo las técnicas ayudan a revelar información que de otra manera sería inaccesible.

Entendiendo el Antiguo Egipto

Los visitantes reciben una videoguía con sus entradas. Este dispositivo les guía a través de las diferentes rutas del museo, desde la época anterior a los faraones, los Reinos Antiguo, Medio y Nuevo, hasta el siglo VI d.C. Escuchan historias fascinantes sobre la vida de los antiguos egipcios de diversos orígenes y ven fotografías y vídeos convincentes sobre los contextos históricos y los paisajes donde se encontraron los objetos. Estas exposiciones contemporáneas ofrecen al visitante una visión más profunda de los hallazgos arqueológicos. Aunque la ciencia y la tecnología no hayan resuelto muchas de las maravillas del Antiguo Egipto, en este museo italiano del siglo XXI, las tecnologías de construcción de vanguardia sacan el máximo provecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *